Thursday, Nov 23rd

Last update08:49:19 PM

Profile

Layout

Direction

Menu Style

Cpanel

La meta es la Victoria

Viva Doña Trina, Viva Don Ricardo

Ellos son Canto y Alegría

De la Patria mía

La desaparición física de dos grandes de nuestra historia nos revelan la necesidad de rescatar el espíritu de trabajo, educación y solidaridad que representan sus vidas. Doña Trina Rivera Vda.de Ríos y Don Ricardo Alegría Gallardo representan la generación que con aciertos y errores desearon, lucharon y construyeron un Puerto Rico en el cual nuestra gente eran la razón de vida.

No hay que dudar que en las generaciones que lideraron el país hace ya sesenta años se entronizó un proyecto en favor del bienestar social. La ausencia de una definición política y la falta de voluntad para buscar la soberanía del país superaron el proyecto social y entre la colonia y el capital se nos trastocó la patria.

Cuando repasamos la biografía de estos dos nonagenarios puertorriqueños, encontramos que sus cuerpos no pudieron responder a su espíritu de lucha, capacidad de producir y proponer ideas para construir un mejor país. Mueren de pie y trabajando por su patria. Nos dejan un legado de actos, instituciones y prácticas de vida que transcienden al tiempo. Tocaron a millares de personas que hoy lloran y reclaman sus ejemplos de vidas frente a los pequeños dirigentes que pretenden guiar al país.

Y esta es la enseñanza que tenemos el deber de recoger de nuestros héroes y heroínas que en toda nuestra historia nos van dejando huellas. Betances y Albizu nos señalan el camino. Organización, desprendimiento individual para lograr solidaridad total, educación del ser para brindar luz y señalar el camino. Trabajo y más trabajo para lograr los objetivos. Revelarse, luchar y enfrentar al enemigo que nos usurpa, nos divide y nos roba nuestro país.

Pero no estamos solos. Debemos saber quiénes somos para conocer nuestros aliados en nuestra lucha. Y contra quien peleamos. Ello es importante para no caer en el análisis liviano que propicia la colonia. Bajo falsos conceptos de democracia y participación nos inculcan que como Pueblo podemos hablar solo cada cuatro años. Y ante los desmanes del actual partido gobernante, muchos esperan con ansias el noviembre de 2012.

Sin embargo, no importa lo que ocurra en noviembre de 2012, el país, la patria, nos la están destruyendo hace años. Diversos proyectos de asimilación han operado para desarrollar un liderato educado en las universidades del imperio para dirigir el país, no hacia el bienestar colectivo y general, sino para el individuo. La versión vulgar de este individualismo es la corrupción y una legislatura inepta que ve sin inmutarse como se radican cargos criminales a sus miembros. Pero el proyecto del capital sigue avanzando. Educaron sus líderes. Dominan los medios de comunicación masiva. Sus escuelas e iglesias pretenden dormir a la juventud. Como gobernantes siguen las instrucciones de los bonistas. Y se reparten el país. Venden todo para pagar a los bonistas. Despiden a empleados para seguir pagando la deuda a los bonistas. Ahora hipotecan las autopistas y mañana será el aeropuerto para seguir pagando la dichosa deuda que ellos crearon.

Y ellos, esa clase rica y millonaria, continúan haciendo riquezas a expensas del país. ¡Que saben ellos de Don Ricardo Alegría Gallardo o de Doña Trina Rivera Vda. De Ríos! ¿Qué saben ellos de Cultura, de ser Patriota, de ser Puertorriqueños y Puertorriqueñas para construir un país solidario y sustentable?

¿Qué vamos hacer nosotros para continuar el legado de las mejores mujeres y los mejores hombres que nos forjaron la Patria? ¿Qué vamos hacer nosotros para detener la destrucción sistemática del país y sus instituciones? ¿Qué vamos hacer nosotros para organizar el Pueblo para luchar y vencer?

Contestemos con sinceridad estas preguntas. Porque no es cuestión de luchar y luchar. No basta con luchar, hay que vencer.

Tel. (787)724-6118 / 724-6119    Fax. (787)724-6149 PO BOX 9063,  San Juan, PR 00908