Thursday, Nov 23rd

Last update08:49:19 PM

Profile

Layout

Direction

Menu Style

Cpanel
You are here SOLIDARIDAD Y LUCHA

SOLIDARIDAD Y LUCHA

Bonita, embreada y sin salida

Como un momento histórico se le llamó por parte de patronos y portavoces de ciertas uniones norteamericanas el encuentro dirigido a concertar un cabildeo por una propuesta de dar más incentivos a las empresas extranjeras en Puerto Rico. Alegando la necesidad de empleos, se vuelve a repetir la historia donde las uniones norteamericanas reclaman representar a miles de trabajadores y pactan con los patronos jugosos incentivos para las empresas sin ningún beneficio tangible para el trabajador puertorriqueño.

Leer más...

A diez años de la Ley 1 y a dos años de la Ley 7: Despidos, hipocresías y violaciones a la Ley en la Oficina de Comunidades Especiales

San Juan, PR - Desde el 2 al 6 de marzo la Oficina de Comunidades Especiales, OCE, "festeja" el 10mo. Aniversario de la aprobación de la Ley 1 de 2001 y de la creación de la Oficina. Dedican los actos a líderes comunitarios, sin hacer mención que durante los últimos dos años, las comunidades han estado olvidadas y abandonadas por la administración de Luis Fortuño y el entonces Coordinador General, arquitecto Frederick Muhlach. Así lo denunció, Luis Pedraza Leduc, Portavoz del Programa de Solidaridad UTIER, PROSOL UTIER.

“El actual Coordinador General, Lic. José G. Ojeda Rodríguez continúa con la misma política cuando reconoce la necesidad de realizar un trabajo comunitario pero esconde la urgencia de nombrar un personal cualificado para el desarrollo, educación y organización de las comunidades. Es este proceso, que desde el año 2001 se implantó por un excelente grupo de trabajadoras y trabajadores, el que debe ser respaldado hoy” señaló Pedraza Leduc.

Mediante un boletín repartido a las personas que llegaban a la feria que auspicia la OCE, el sindicato recordaba y denunciaba que la Oficina de Comunidades Especiales despidió a 130 trabajadoras y trabajadores durante el año 2009 y 2010. Pedraza Leduc insiste en que se pretende invisivilisar al empleado despedido y la tragedia que significa el despido en sí. Sostiene el líder sindical “que los trabajadores no viven solos, que el despido afecta a parejas, hijos y familias enteras. Y esas familias viven en comunidades”.

Respaldado por la consigna ¡PROHIBIDO OLVIDAR!, LA LUCHA SIGUE, Pedraza Leduc insiste que no se puede celebrar cuando la OCE pretende encubrir la injusticia del despido y el desmantelamiento de la agencia con un cambio de nombre, una mudanza, fiestas y golosinas.

Indicó que los y las Líderes Comunitarios deben ser aplaudidos y respaldados siempre. No solo en una semana o cuando se desea impulsar un proyecto en particular. “Para respaldar al liderato comunitario y a las comunidades se necesita la OCE. Sabemos que los alcaldes y las agencias gubernamentales ponen sus intereses delante de la comunidad. La empresa privada no da nada por nada. Son los recursos humanos, dirigidos desde el Estado, son las trabajadoras y los trabajadores de OCE los que hacen la diferencia”.

Pedraza Leduc continuó diciendo, “Denunciamos que desde mayo de 2010, la agencia ha estado nombrando empleados en los puestos y tareas de los trabajadores despedidos. Mediante el recurso de empleados de confianza y contratos violan la ley que les obliga a reinstalar en sus puestos a los trabajadores despedidos en orden de antigüedad”.

“El Programa de Solidaridad UTIER, como representante sindical de los trabajadores de la Oficina de Comunidades Especiales realizará aquellas actividades sindicales y legales que garanticen que nuestros compañeros sean reinstalados en sus puestos”.

“Es lamentable, que el 10mo Aniversario de la Ley 1 coincida con el 9 de marzo de 2011, fecha en que debe finalizar la nefasta Ley 7. Los derechos que deben ser reconocidos a los trabajadores pretenden ser escondidos y desechados con la fanfarria hipócrita de quienes han propiciado el desmantelamiento de la Oficina y hasta la derogación de la Ley 1 de 2001”.

“Exhortamos al Liderato Comunitario y a los residentes de las 742 Comunidades Especiales a cerrar filas para que se devuelva el presupuesto a la OCE y se reinstalen en sus puestos a las trabajadoras y trabajadores que desarrollaron junto a ustedes este programa”.

Victoria y justicia salarial en Arecibo

El pasado viernes, 22 de mayo después de varias vistas de seguimiento del caso radicado por PROSOL UTIER a nombre de nuestra matrícula en el Municipio de Arecibo para que se pagara el exceso de Licencia de Enfermedad y otros descuentos del salario, se llegó a un acuerdo en el Tribunal de Arecibo. A partir de esta fecha se comenzó a pagar el exceso de licencia de enfermedad “que nos deben” correspondiente al año 2013. También se nos entregó la información de los días correspondiente al 2014.

Una vez más demostramos que en la UNION está la fuerza. Es importante recordar que meses antes, logramos que el municipio se pusiera al día con nuestro Retiro y AEELA. Hoy es el pago de exceso de licencia enfermedad y mañana contamos contigo para que te unas para seguir luchando por nuestros derechos, por mejores condiciones de empleo y Salud y Seguridad para todos en un solo reclamo, una sola voz organizada.

Hay que reconocer a todos aquellos compañeros que de manera incondicional dijeron presente día tras día en las vistas…marcando la diferencia, siendo solidarios con todos los empleados del municipio y a su vez dándole peso y empatía con su presencia a las decisiones tomadas por el juez.

Exhortamos a quienes todavía no se han unido a PROSOL UTIER, a ingresar para juntos ser más fuertes y lograr mucho más.

¡Organizarnos para vencer…es tarea de todos!

Falsos profetas

El movimiento sindical organizado no debe ser una lista de uniones basado en las matrículas que aportan cuotas. En lugar del número de trabajadores y trabajadoras que aportan cuotas, debe medirse la conciencia de estas matriculas, su compromiso y sobre todo el entendimiento de su realidad. Será así que podemos entender cuanto nos falta para tener una fuerza que permita plantearnos, más allá de la teoría, poder transformar nuestra realidad.

Para comprender un poco mejor la complejidad de ese movimiento sindical debe separarse las matrículas de los sindicatos de sus líderes. La experiencia nos indica que los trabajadores y trabajadoras saben más de lo que aparentan. Que mientras se mueven por lo inmediato, saben que existen otras cosas más importantes que deben proteger.

El problema es cuando los dirigentes tienen otras agendas. Sobre todo cuando esas agendas están comprometidas con los patronos. Entonces los trabajadores y trabajadoras quedan atrapados en la madeja de burocratismos y procesos legales que los dirigentes saben usar a su favor para mantener de rehén a las matrículas que alegan representar.

¿De quién hablamos? Del sindicato norteaméricano American Federation of State, County and Municipal Employees, AFSCME, y sus aliados. En Puerto Rico este grupo se hace llamar Servidores Públicos Unidos. Su representante más notorio es José La Luz. Este individuo protagonizó recientemente un discurso en el cual declaró a Luis Fortuño paladín de los derechos de los empleados públicos. Defendió las acciones de Fortuño como una secuencia de las políticas de Pedro Rosselló, alegando que las mismas eran a favor de los trabajadores.

José La Luz no está solo en ese discurso. Lo acompañan sus jefes sindicales de Washigton, ya sean de la AFL-CIO o de Change To Win. Estos se reúnen con Luis Fortuño allá y deciden que hacer acá. Lo han hecho así desde que llegaron en 1898 las tropas norteamericanas. Desde entonces, los sindicatos norteamericanos, con honrosas excepciones, han sido parte del brazo imperialista que ha asignado rol a nuestra economía. Todos los gobernantes han negociado y se han rendido ante estas empresas llamadas sindicatos a cambio de un endoso político y mucho dinero.

Lo más reciente fue en 1998 con el endoso al Proyecto Young y la estadidad que promovió Rosselló a cambio de la Ley 45. Luego endosaron las propuestas de Sila M. Calderón para enmendar el código de rentas internas federal a cambios de aumentos de salario en los convenios colectivos. Aníbal Acevedo Vilá fue apoyado en su nefasto IVU a cambio de promesas de aumentos de salario y poder negociar convenios colectivos.

Hoy vuelven a endosar y lavarle la cara a los gobernantes PNP a cambio de una ley que limita las elecciones sindicales y la negociación colectiva. Se miente y se engaña sin pudor. Y para hacerles coro en la isla están aquellos que se hacen llamar el movimiento obrero estadista. Más grave aún, los sindicatos norteamericanos han tejido una peligrosa red entre delegados-activistas del partido gobernante y supervisores-activistas que ayer eran delegados. Lo triste es que gente que se hace llamar independentistas se unen a estas tramoyas y las promueven.

Lo último es hacerle homenajes y cocteles a Tomás Rivera Schatz. Así como lo escucha. Y mientras se continúan amarando y entregando se van escocotando los que una vez fueron buenos. Es por ello que el debate tiene que darse. La denuncia es necesaria. Que los dirigentes den cara. Que no envíen a los tecnócratas y asesores a hablar y escribir por los trabajadores.

Esos individuos que ocupan puestos de dirección y que dan la espalda a los trabajadores y trabajadoras no merecen el respaldo de sus matrículas. Podrán aprobar leyes para impedir elecciones, podrán atreverse a proponer acuerdos para evitar elecciones. La realidad es que el cambio va y la verdad se hará realidad.

Negocio entre gobierno y uniones norteamericanas a espaldas de los trabajadores

San Juan, PR - Como un engaño a los empleados públicos unionados de parte del gobernador, los presidentes de Cámara y Senado y ciertos dirigentes sindicales fue catalogada la legislación que extiende por dos años los convenios colectivos en el gobierno central. Luis Pedraza Leduc, Coordinador del Programa de Solidaridad UTIER, PROSOL UTIER, expresó que su organización advirtió a todos los legisladores de la verdadera intención de la ley que es el asegurar los intereses económicos de los sindicatos norteamericanos en Puerto Rico.

“A cambio de asegurar el cobro de cuotas por dos años, ciertos oficiales de las uniones norteamericanas aplaudieron y felicitaron al gobernador que se siente orgulloso de haber despedido, según sus números, a 12,505 empleados. Estos empresarios sindicales, están haciendo la campaña política de quienes han continuado con las políticas antiobreras dictadas por los bonistas, empresarios y patronos que se encuentran en Wall Street, la Cámara de Comercio, Asociación de Industriales y el CAREF”, expresó Pedraza Leduc, también portavoz de la Coordinadora Sindical.

Según Pedraza Leduc el Proyecto del Senado 2079, convertido ahora en ley, niega a los trabajadores su derecho a negociar y legitima la Ley 7 al permitir imponer convenios que los trabajadores no negociaron ni aprobaron. “El discurso de los empresarios sindicales es sumamente peligroso para el futuro de los empleados públicos. Ahora resulta que la extensión de convenios mediante una ley otorga derechos que fueron arrebatados ilegalmente. Pero más grave aún, nada se dice de los empleados despedidos, nada se dice de los aumentos de salario y demás beneficios económicos adeudados por los pasados dos años, nada se dice de los puestos ocupados por trabajadores por contrato, sin beneficios o mediante compañías privadas” afirmó el Coordinador de PROSOL UTIER.

La legislación aprobada dispone que la extensión de los convenios colectivos sea un impedimento por los próximos dos años para la celebración de elecciones sindicales con el fin de cambiar de unión. Los trabajadores y trabajadoras de agencias como Departamento de la Familia, Departamento de Corrección, Hacienda, Departamento de Agricultura y otros han estado recogiendo firmas para celebrar elecciones y escoger un nuevo sindicato. En estas agencias el sindicato actual pertenece a un sindicato norteamericano.

Pedraza Leduc anunció que su organización continuará denunciando el impacto negativo de la ley y promoverá actividades de protesta contra la política anti obrera de los gobernantes.

Tel. (787)724-6118 / 724-6119    Fax. (787)724-6149 PO BOX 9063,  San Juan, PR 00908