EMPLEADOS MUNICIPALES RECLAMAN SALUD Y SEGURIDAD EN EL EMPLEO

Municipios

Empleados municipales afiliados a PROSOL UTIER reclamaron a sus respectivos municipios información sobre el uso del herbicida glifosato (RounUp), un contaminante fabricado por la compañía Monsanto y que recientemente un tribunal de California declaró causante del cáncer que padece un empleado de ese estado expuesto como parte de su trabajo a ese contaminante. El tribunal condenó a Monsanto a pagar $289 millones por la condición causada al obrero.

La petición de PROSOL UTIER a los municipios se realizó mediante carta a los alcaldes de Arecibo, Guánica, Lajas, Utuado, Patilla, Cidra, Ciales, Arroyo, Añasco, así como al director del Instituto de Cultura Puertorriqueña y al director del Albergue Olímpico, para que certifiquen el herbicida que han utilizado en los últimos cuatro años, lugares específicos y trabajadores que han estado expuestos.

A su vez, exigieron que de estar usando glifosato (RoundUp) como herbicida en los municipios o exteriores de agencias, se suspenda de inmediato su uso como medida para proteger la salud de los trabajadores y de las comunidades donde se esté regando ese contaminante, ya que corren el peligro de estar expuestos a un cancerígeno.

Confiados en que los alcaldes y jefes de agencias públicas y empresas privadas no se arriesgarán a exponer la salud de los trabajadores, ni a ser objeto de demandas legales al respecto, PROSOL UTIER reclamó que se tomen medidas de inmediato para proteger tanto la salud y seguridad de sus trabajadores como del ambiente, ciudadanos y comunidades. La medida inmediata tiene que ser la suspensión de la fumigación con RoudUp.