GOBIERNO REALIZA TRASLADO DE EMPLEADOS Y DESTRUYE TRABAJO COMUNITARIO

Oficina de Comunidades Especiales

La Oficina de Desarrollo Económico, Social y Comunitario (ODSEC), está realizando traslados de empleados desde sus oficinas regionales a la oficina central en San Juan, lo que redunda en el abandono de la gestión comunitaria que se estaban realizando a través de esta oficina en las regiones que ahora quedan desatendidas.

Traslados tan irracionales como de Ponce y Utuado a San Juan, son algunos de los que hemos sufrido empleados de ODSEC. Traslados que fueron realizados sin aviso previo y en calidad de inmediatez producto de una reunión en la que no se convocó nuestra representación sindical.

Sin la presencia de la Unión, y sin notificación a la Unión, se entregaron cartas a los empleados unionados, en la cual se afectan de manera grave y onerosa nuestras condiciones de trabajo al notificarnos un traslado de lugar de trabajo, de efectividad inmediata, es decir, al recibo de la comunicación. Este cambio es contrario a las disposiciones del Convenio Colectivo, la legislación vigente y específicamente la ley orgánica de la agencia. Además, afecta de manera sustancial el servicio promulgado por ley para el desarrollo socio económico de las comunidades, a la vez que despoja de las funciones principales a los empleados. El cambio no es impartido por la autoridad nominadora y de la carta no se desprende justificación razonable para realizar este proceso que resulta totalmente irregular.

Ante la gravedad de estos traslados y debido a otros hechos inexplicables (ejemplo, irrumpir mediante la fuerza en la oficina de Ponce para apropiarse de equipo en lugar de coordinar una mudanza y traslado del mismo de manera ordenada) solicitamos al director ejecutivo de la agencia, Jesús Vélez Vargas, que detenga los traslados y nos devuelva de inmediato a nuestros puestos en las oficinas regionales.

Entendemos que existen otros elementos ajenos a la ley en la toma de esta decisión, por lo que le reiteramos al Director ejecutivo de la agencia, que en su condición de autoridad nominadora deje sin efecto estos cambios y sostenga una reunión urgente con nuestra representación sindical para discutir exclusivamente este asunto. Seguimos en espera de su respuesta, confiados en que todo esto se trate de una torpe equivocación y no una decisión intencionada de destruir el trabajo comunitario que tiene como deber realizar la ODSEC.