Municipio de Guanica

Los empleados denunciaron que se trataba de una propuesta del alcalde de Guánica

Los empleados del Centro de Diagnóstico de Guánica organizados bajo el Programa de Solidaridad de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (PROSOL-UTIER), declararon como logro la paralización del proceso de privatización del Centro de Salud Juan M. Santiago que, detallaron, pretendía el alcalde de ese municipio.

Personal de enfermería, médicos y de administración del CDT de Guánica, impidieron con su presencia frente a la alcaldía de ese municipio, la intensión de su alcalde Santos Seda Nazario de reunir en calidad de emergencia a la Legislatura Municipal para que aprobaran una Resolución que autorizaría la privatización de los servicios de sala de emergencia en esa facilidad de salud, provocaría el despido de los empleados y expondría a cuestionables prácticas médicas a la población de Guánica.

“Con solo 24 horas de anticipación, el jueves 4 de octubre, los miembros de la Legislatura Municipal de Guánica fueron citados para aprobar una resolución promovida por el Alcalde, la cual concedería a la compañía CDT Guánica Medical Center LLC la operación de la Sala de Emergencia del CDT. El contrato que mediaría entre las partes incluiría que el municipio pagaría $41,666.66 dólares mensuales, más el 100% de la facturación de servicios. Todo eso mientras el alcalde tiene una demanda radicada en los tribunales por una privatizadora anterior”, detalló el coordinador de PROSOL UTIER, Luis Pedraza Leduc.

LEA LA NOTA COMPLETA AQUÍ

(San Juan, Puerto Rico-8 octubre 2018) La pronta movilización de empleados del Centro de Diagnóstico de Guánica organizados bajo el Programa de Solidaridad de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (PROSOL-UTIER), logró la paralización del escandaloso proceso de privatización del Centro de Salud Juan M. Santiago que pretendía el alcalde de ese municipio.

 
Personal de enfermería, médicos y de administración del CDT de Guánica, impidieron con su presencia frente a la alcaldía de ese municipio, la intensión de su alcalde Santos Seda Nazario de reunir en calidad de emergencia a la Legislatura Municipal para que aprobaran una Resolución que autorizaría la privatización de los servicios de sala de emergencia en esa facilidad de salud, provocaría el despido de los empleados y expondría a cuestionables prácticas médicas a la población de Guánica.


“Con solo 24 horas de anticipación, el jueves 4 de octubre de 2018, los miembros de la Legislatura Municipal de Guánica fueron citados para aprobar una resolución promovida por el Alcalde, la cual concedería a la compañía CDT Guánica Medical Center LLC la operación de la Sala de Emergencia del CDT. El contrato que mediaría entre las partes incluiría que el municipio pagaría $41,666.66 dólares mensuales, más el 100% de la facturación de servicios. Todo eso mientras el alcalde tiene una demanda radicada en los tribunales por una privatizadora anterior”, detalló el coordinador de PROSOL UTIER, Luis Pedraza Leduc.

 
Pedraza Leduc añadió que “fue ante la movilización de los empleados del CDT de Guánica y el cuestionamiento del proceso que se pretendía llevar a cabo para privatizar esa institución de salud, además de una carta enviada por PROSOL UTIER a la Legislatura Municipal advirtiéndole de las irregularidades en ese proceso, que la sesión se suspendió”.

 

Entre las anomalías denunciadas por PROSOL UTIER está el que la compañía CDT Guánica Medical Center LLC fue incorporada el 6 de septiembre de 2018 por el doctor Edrick Ramírez, con dirección postal en Hatillo, mientras que en el certificado de incorporación indica que su oficina principal será en la dirección física del Centro de Salud en Guánica. Además, el doctor Ramírez tiene serios cuestionamientos previos sobre su desempeño como médico y cómo administrador médico, entre los que está que suele dar de alta a los pacientes como medida de ahorro. Ramírez también estuvo involucrado en el escándalo de fraude de votantes encamados en las pasadas elecciones.

 

Pedraza Leduc denunció que sobre el alcalde Seda Nazario pesa un intento previo de privatización que se encuentra pendiente en los tribunales. Se trata de que el pasado mes de noviembre de 2017, Seda Nazario logró que la Legislatura Municipal aprobara una resolución similar a la que impulsa ahora, en aquel entonces en favor de Soler Health Care. En ese momento el acuerdo era para que el municipio pagara a ese privatizador la cantidad de $50,000.00 dólares mensuales y el 9% de la facturación a partir de la factura número 101. Así las cosas, en diciembre de 2017 Soler Health Care comenzó a dar servicios y para el mes de febrero de 2018 aún no había pagado parte de los salarios a los empleados del Centro. A partir del reclamo de los empleados al respecto, Soler Health Care abandonó los servicios médicos y actualmente adeuda a los empleados más de $85,000.00 en salarios no pagados, por lo que el caso se encuentra en los tribunales.


Soler Health Care ha reconocido esa deuda, pero alega que no pagó por el incumplimiento del alcalde Santos Seda y de Sharon López Berrios, esta última, contratista privada en quien el alcalde delegó la administración del área de facturación municipal, aun cuando hay empleados municipales preparados para realizar esa tarea.


Por su parte, Pedraza Leduc indicó que Soler Health Care alegó en su demanda contra el alcalde Santos Seda y contra López Berrios, que éstos la adeudan sobre $125,000.00. Y denunció que el alcalde de Guánica sigue realizando contratos privados con altos salarios, como el de López Berrios, mientras mantiene en jornada laboral reducida de cuatro horas a trabajadores municipales e incluso a la Policía Municipal.


Toda esta situación escandalosa del alcalde de Guánica mantiene a los empleados del CDT sin recibir el salario adeudado, pero también con la incertidumbre y amenaza de perder sus empleos si el alcalde insiste en privatizar los servicios médicos. Es por ello que representados por PROSOL UTIER los empleados afectados radicaron en mayo de 2018 una demanda en el Tribunal y este pasado jueves 4 de octubre emplazaron a los miembros de la legislatura municipal a evaluar y analizar las irregularidades que surgen de la subcontratista Sharon López Berrios, de Solar Health Center y del propuesto nuevo privatizador CDT, Guánica Medical Center.


PROSOL UTIER, presentó toda esta situación escandalosa en mayo de 2018 a la Presidencia del Senado y en agosto de 2018 al Senador Ángel “Chayanne” Martínez de la Comisión de Salud del Senado. Aún no ha recibido respuesta al respecto ni conocido de investigación alguna relacionada a estas denuncias.


Pedraza Leduc, anticipó que esta semana PROSOL UTIER radicará solicitudes de  investigación contra el alcalde de Guánica, Santos Seda Nazario sobre estas denuncias tanto en la Oficina del Contralor como de Ética Gubernamental y el Departamento de Justicia.

Luego de un año fuera de sus empleos en el Centro de Diagnóstico y Tratamiento de Guánica, las enfermeras Vilma y Carmen fueron repuestas en su empleo por orden del Tribunal Superior de Ponce, que consideró que el despido fue ilegal por discriminar por razón de edad. El caso fue representado por el Lcdo. Héctor Pérez, en un acuerdo de colaboración entre la Facultad de Derecho de la Universidad Interamericana y PROSOL UTIER.

Leer más: Despidos ilegales en Guánica