CUESTIONABLE TERCER INTENTO DEL ALCALDE DE GUÁNICA DE PRIVATIZAR CDT

Municipio de Guanica

(San Juan, Puerto Rico- 13 enero 2019)- El alcalde de Guánica, Santos Seda Nazario pretende privatizar el Centro de Diagnóstico y Tratamiento Juan M. Santiago, ocultando el contenido del acuerdo al que pretende llegar, fallido ya en dos ocasiones anteriores con distintos privatizadores. En esta ocasión el intento es con la Clínica Yagüez, Inc. y su representante Carlos Huertas.

La Asamblea Municipal de Guánica ha sido citada por el alcalde para este lunes 14 de enero, sin haber mostrado el contrato que pretende sea aprobado, que por lo poco que indica en el Proyecto de Ordenanza número 12 se inclina a un fracaso aún mayor que las dos ocasiones anteriores.

“Recomendamos a la Asamblea Legislativa municipal de Guánica que evalúen las dos experiencias pasadas de privatizar el CDT y que ausculten la obligaciones a las que pretende obligar el alcalde Seda Nazario al municipio con un nuevo intento de privatización del CDT, ya que ese municipio está demandado en los tribunales por alegada deuda con el privatizador contratado en diciembre de 2017. Deben cuestionarlo en esta ocasión con todos y cada uno de los detalles del contrato como medida cautelar, ya que la privatización del CDT implica la pérdida de ingresos para el municipio y el despido de empleados”, alertó el coordinador de PROSOL-UTIER, Luis Pedraza Leduc, representante de los trabajadores del CDT municipal.

Pedraza Leduc se refirió en que “el proyecto de Ordenanza número 12 que ha presentado el alcalde de Guánica a la Asamblea Municipal, se realiza contraria a cualquier norma básica de participación y democracia y lo hace de espaldas del pueblo, ya que no es precedida por vistas públicas ante tantas interrogantes. Indicó que de acuerdo a lo poco que contiene la ordenanza en cuanto al contrato, ésta condiciona el pago total de la renta que debe pagar el privatizador al municipio a que éstos reciban 2,000 visitas de pacientes al mes, cuando en la actualidad no sobrepasan 60 las visitas diarias. Igualmente el municipio se compromete a pagar la luz y el agua que utilice el privatizador, a cederle los equipos allí existentes y a que la compañía privada contrate los empleados que necesite, sin que se conozcan detalles adicionales que garanticen los derechos de los empleados y los ingresos del municipio.

El coordinador de PROSOL- UTIER resaltó que siendo éste el tercer intento de privatizar las operaciones del CDT, el alcalde Seda Nazario no ha explicado las razones por las que ha cambiado de proveedor o entidad privatizadora, ni ha dicho las razones por las que las condiciones y términos de contratación cada vez son más onerosas para el municipio. Por ello afirmó que “este nuevo proyecto de ordenanza municipal provoca muchas más interrogantes, las cuales justifican realizar un proceso de vistas públicas para investigar y estudiar las consecuencias que tendría esta nueva propuesta”.

La primera vez que el alcalde Seda Nazario intentó privatizar el CDT resultó un fracaso, evidenciado en un reclamo de deuda por parte de la compañía Solar Heath Care al alcalde, asunto que aún está pendiente en el tribunal.

La segunda ocasión fue con Guánica Medical Center, LLC., empresa incorporada un mes antes de que el alcalde impulsara el acuerdo con su incorporador, doctor Edrick Ramírez. Fue tras las denuncias de PROSOL-UTIER que se supo que el doctor Ramírez fue uno de los médicos involucrados en el escándalo de fraude de votantes encamados en las pasadas elecciones, el cual a su vez tenia cuestionamientos en cuanto a su proceder con los pacientes. Fue además gracias a la movilización de los empleados del CDT afiliados a PROSOL-UTIER y la alerta que éstos denunciaron a los asambleístas municipales, que ese nebuloso proceso se logró detener.

PROSOL-UTIER ha convocado a los empleados del CDT de Guánica a estar presentes el lunes 14 de enero en la reunión de la Legislatura Municipal, convocada a las 7:00 pm, para exigir que no se apruebe la ordenanza 12 y que en su lugar se realicen vistas públicas, convocadas con tiempo razonable, para escuchar ponencias sobre todo el proceso de privatización y las implicaciones que tendrá esta nueva cuestionable propuesta del alcalde. Además, para exigir que se incluya en las vistas públicas el investigar las experiencias previas de privatización y las obligaciones a las que propone que se someta en esta ocasión cada parte..