PROSOL UTIER ACUDE AL TRIBUNAL EN CONTRA DEL ACUERDO CON COFINA

(San Juan, Puerto Rico- 27 de noviembre 2017)- El Proyecto de Solidaridad de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (PROSOL-UTIER) radicó una moción ante la jueza Laura Taylor Swain, que atiende la quiebra del Gobierno de Puerto Rico bajo el Título III de la ley federal, con el objetivo de que el acuerdo leonino entre la Junta de Control Fiscal (JCF) y los bonistas de la Corporación del Fondo de Interés Apremiante (COFINA) sea rechazado por la magistrada.

“El acuerdo alcanzado por la JCF y los bonistas de COFINA va en detrimento de los trabajadores, los jubilados y el pueblo en general. De ponerse en vigor serán cada vez más los recortes a nuestros derechos y beneficios como trabajadores, reducción a las pensiones de los jubilados y al bienestar del pueblo al ver deteriorarse aún más los servicios públicos debido a las medidas de austeridad que serán cada vez mayores a las ya impuestas, para cumplir con ese acuerdo”, indicó el coordinador de PROSOL-UTIER, Luis Pedraza Leduc.


Pedraza Leduc detalló que entre los argumentos de PROSOL-UTIER esbozados en la moción radicada el pasado 16 de noviembre ante la jueza Taylor Swain están “que el acuerdo garantizaría el pago a los bonistas hasta el año 2058, haciendo pagar a generaciones futuras una deuda en la que nada tuvieron que ver y que los someterá a la migración forzosa y condiciones de vida de miseria. También está el que la JCF no haya definido cuáles son servicios esenciales, augura más políticas de austeridad que redundarán en la reducción aún mayor de servicios básicos al pueblo. Aceptar un acuerdo como el de COFINA provocará que otros bonistas busquen acuerdos similares en contravención a los mejores intereses no solo del pueblo, sino de desarrollo económico del país que estará empeñado con el pago a la deuda como prioridad por encima de los servicios al pueblo”.


Pedraza Leduc destacó que “en el caso de los pensionados, el Gobierno de Puerto Rico no está pagando la deuda pública, por lo que cuenta con un ingreso que le está permitiendo pagar las pensiones de retiro de los puertorriqueños. Sin embargo, si empieza a pagar el acuerdo propuesto por los bonistas de COFINA, se va a menoscabar el dinero disponible y la Junta anticipa para remediarlo el imponer mayores recortes que llevarán a la miseria también a los trabajadores retirados”.


El Coordinador de PROSOL-UTIER detalló que recortar la deuda de COFINA en tan solo 35 por ciento, incluso a bonistas buitres que pagaron mucho menos por esos bonos, es contrario a las recomendaciones de estudios hechos sobre la deuda pública. Esos estudios recomiendan eliminar hasta un 80 por ciento de los intereses de la deuda, con el objetivo de poder realizar una reestructuración que atienda a su vez las necesidades del pueblo que incluye derechos, beneficios, pensiones y servicios públicos.


PROSOL-UTIER es una organización que agrupa a obreros y retirados del Gobierno de Puerto Rico afectados por el acuerdo con COFINA. Por ello, Pedraza Leduc anticipó que “realizaremos todas las gestiones judiciales y de movilización que sean necesarias para impedir que ese acuerdo se ratifique. En ese sentido estamos convocando a todas las organizaciones y personas preocupadas por el futuro adverso que traería ese acuerdo, a que se den cita frente al Tribunal federal en la calle Charrón el 16 y 17 de enero de 2018 a las 9:00 am. Esos días la Jueza Taylor Swain verá la vista que dilucidará esta controversia. Allí estaremos en pie de lucha. La invitación a la movilización es a todos los sectores afectados, trabajadores, jubilados y pueblo en general para que juntos digamos: ¡Basta ya! Detengamos las pretensiones de la Junta”, terminó diciendo Pedraza Leduc.