San Juan, PR – El Programa de Solidaridad UTIER, PROSOL UTIER, solicitó mediante carta al Secretario Rubén Hernández Gregorat que anule la acción de otorgar una compensación económica a 38 funcionarios de la Autoridad de Carreteras y al propio Hernández Gregorat por razón de no existir una base legal, ni una justificación moral para dicha compensación.

Leer más: No hay justificación legal ni moral para “bonos...

San Juan, PR - Como un engaño a los empleados públicos unionados de parte del gobernador, los presidentes de Cámara y Senado y ciertos dirigentes sindicales fue catalogada la legislación que extiende por dos años los convenios colectivos en el gobierno central. Luis Pedraza Leduc, Coordinador del Programa de Solidaridad UTIER, PROSOL UTIER, expresó que su organización advirtió a todos los legisladores de la verdadera intención de la ley que es el asegurar los intereses económicos de los sindicatos norteamericanos en Puerto Rico.

“A cambio de asegurar el cobro de cuotas por dos años, ciertos oficiales de las uniones norteamericanas aplaudieron y felicitaron al gobernador que se siente orgulloso de haber despedido, según sus números, a 12,505 empleados. Estos empresarios sindicales, están haciendo la campaña política de quienes han continuado con las políticas antiobreras dictadas por los bonistas, empresarios y patronos que se encuentran en Wall Street, la Cámara de Comercio, Asociación de Industriales y el CAREF”, expresó Pedraza Leduc, también portavoz de la Coordinadora Sindical.

Según Pedraza Leduc el Proyecto del Senado 2079, convertido ahora en ley, niega a los trabajadores su derecho a negociar y legitima la Ley 7 al permitir imponer convenios que los trabajadores no negociaron ni aprobaron. “El discurso de los empresarios sindicales es sumamente peligroso para el futuro de los empleados públicos. Ahora resulta que la extensión de convenios mediante una ley otorga derechos que fueron arrebatados ilegalmente. Pero más grave aún, nada se dice de los empleados despedidos, nada se dice de los aumentos de salario y demás beneficios económicos adeudados por los pasados dos años, nada se dice de los puestos ocupados por trabajadores por contrato, sin beneficios o mediante compañías privadas” afirmó el Coordinador de PROSOL UTIER.

La legislación aprobada dispone que la extensión de los convenios colectivos sea un impedimento por los próximos dos años para la celebración de elecciones sindicales con el fin de cambiar de unión. Los trabajadores y trabajadoras de agencias como Departamento de la Familia, Departamento de Corrección, Hacienda, Departamento de Agricultura y otros han estado recogiendo firmas para celebrar elecciones y escoger un nuevo sindicato. En estas agencias el sindicato actual pertenece a un sindicato norteamericano.

Pedraza Leduc anunció que su organización continuará denunciando el impacto negativo de la ley y promoverá actividades de protesta contra la política anti obrera de los gobernantes.

San Juan, PR – Luis Pedraza Leduc, Coordinador del Programa de Solidaridad UTIER, denunció los intentos de parte de uniones norteamericanas por extender las disposiciones de la Ley 7 para de esta manera extender convenios colectivos por dos años adicionales. “De manera demagógica, los sindicatos norteamericanos AFSCME, UAW y otros alegan que es beneficioso para los empleados públicos que se extiendan hasta el 2013 los convenios que fueron suspendidos en parte por la Ley 7. Nada más lejos de la verdad. Una extensión mediante la Ley 7 significará que se priva a los trabajadores de decidir democráticamente si aprueban un convenio, impedirá elecciones sindicales para escoger el representante sindical hasta el año 2013 y garantizará las cuotas para estos sindicatos norteamericanos” afirmó Pedraza Leduc.

El dirigente sindical cuestionó el cabildeo intenso que desarrollan mediante anuncios en la prensa estos sindicatos una vez la Ley 7 expiró. “Quieren enmendar una ley que ya no existe, obviamente alguien esta traqueteando con el proceso legislativo. Nos preocupa que estemos frente a otro ejemplo de venta de leyes entre empresarios sindicales y la legislatura”, expresó Pedraza Leduc.

El portavoz de PROSOL UTIER exhortó al Presidente del Senado, a la Presidenta de la Cámara y al Gobernador a evitar que se prohíban las elecciones sindicales en el empleo público mediante una enmienda a la Ley 7, ley que cumplió su vigencia y expiró el 9 de marzo de 2011.