En una declaración televisada, Philippe consideró que "ningún impuesto merece poner en peligro la unidad de la nación", y adelantó que también se suspende el endurecimiento de la inspección técnica de vehículos, otra de las demandas originales del movimiento.


"Esta cólera, que viene de lejos y durante mucho tiempo ha estado muda, hoy se expresa con fuerza y de forma colectiva. Habría que estar sordo y ciego para no verla y escucharla", señaló el primer ministro, quien dijo que se abrirá un diálogo nacional para revisar por completo el sistema fiscal francés.

Como primeras medidas, Francia suspende durante seis meses la subida de la "tasa carbono", la convergencia de precios entre el diesel y la gasolina y el alza de la fiscalidad al gasóleo de vehículos agrícolas.

Lea además: Al menos cien colegios en Francia cerrados para protestar contra reformas del Gobierno

"Estas medidas fiscales no se aplicarán antes de ser debatidas por todas las partes implicadas. En ese tiempo queremos identificar y poner en marcha medidas de acompañamiento justas y eficaces. Si no las encontramos, sacaremos conclusiones", dijo Philippe.

También se congelará por medio año el endurecimiento de las condiciones de la inspección técnica a vehículos que debía entrar en vigor el próximo 1 de enero.

Del mismo modo, tampoco aumentarán las tarifas de la electricidad y el gas durante todo el invierno, mientras dure el proceso de concertación nacional.

"Estas decisiones, inmediatas, deben traer el apaciguamiento y la serenidad al país. Deben permitirnos lanzar un diálogo verdadero sobre el conjunto de preocupaciones expresadas estas últimas semanas", agregó el jefe del Gobierno.

Sin embargo, Philippe fue contundente al afirmar que, desde el comienzo del movimiento de los "chalecos amarillos", cuatro franceses han muerto y cientos han resultado heridos en las protestas, por lo que "esta violencia debe cesar".

Al referirse al "gran debate" que tendrá lugar entre el 15 de diciembre y el 1 de marzo en torno a la fiscalidad, reconoció que los impuestos y tasas en Francia "son los más elevados de Europa, es un sistema complejo y a veces injusto".

"Si los acontecimientos de los últimos días han demostrado algo, eso es que los franceses no quieren que suban los impuestos. (Pero) si bajan, también tendrá que bajar el gasto, ya que no queremos dejar las deudas a nuestros hijos", sostuvo.

Lea además: Gobierno francés abre consultas por la crisis de los 'chalecos amarillos'

Foros, talleres, actos culturales y políticos, ferias populares y una gran marcha final a nivel nacional ocupará la agenda popular de Argentina en rechazo y respuesta al G20.
Bajo el nombre "Semana de Acción Global: Fuera G20 FMI", organizaciones sociales de Argentina, agrupadas bajo la Confluencia Fuera G20 FMI comenzaron desde este fin de semana diversas actividades programadas en contra de la cumbre, que este viernes 30 de noviembre y sábado 1 de diciembre se dará cita en Buenos Aires, capital del país.

Foros, seminarios, mesas de discusión, actos político-culturales, talleres, charlas, marchas, eventos musicales, ferias de economía social, conversatorios y una fiesta final como clausura, copan de lunes a viernes las convocatorias públicas y gratuitas contempladas en rechazo al G20, como una respuesta levantada desde y por el pueblo organizado y su propia cumbre.

Además, se llevarán a cabo reuniones de redes internacionales como las de ALBA Movimientos, la Red Mundial de Abogados por la Soberanía Alimentaria, el Encuentro Sindical Nuestra América y las Plataformas regionales contra los TLC. 

Las actividades abordarán temas de economía, género, migración, trabajo sindical, salud, política, derechos humanos, cooperación entre los pueblos y los efectos del imperialismo y el FMI en el mundo y América Latina, entre otros, como una respuesta alternativa y crítica a los efectos del sistema neoliberal que pregona el G20 y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Las actividades de la "Semana de Acción Global: Fuera G20 FMI" se mantendrán hasta el día jueves 29 de noviembre, teniendo como acto de clausura la lectura de la declaración de la "Confluencia Fuera G20 FMI" y, posteriormente, una Fiesta de los Pueblos, en la que participarán artistas nacionales e internacionales.

El viernes 30, fecha en que se inaugura la cumbre del G20, está convocada la "Jornada Nacional contra el G20 y el FMI ", que contempla masivas marchas que de desplegarán por todo el territorio argentino. 

Estudiantes, trabajadores e indígenas se movilizan en varias ciudades de Colombia para protestar en contra de la reforma tributaria impulsada por Duque.


Estudiantes, profesores universitarios, indígenas, sindicatos y otros movimientos populares, se sumaron este jueves en Colombia a la jornada de protestas en contra de las políticas de económicas del presidente Iván Duque.

Una de las protestas principales se lleva a cabo en la capital de Colombia, Bogotá. Rechazan la ley de financiamiento y el presupuesto anunciado por la nueva administración colombiana para el año 2019.Los colombianos exigen por medio de esta movilización al Gobierno nacional que retire de inmediato la reforma tributaria que impacta fuertemente al trabajador colombiano.

El presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUP), Diógenes Orjuela, señaló en entrevista para teleSUR que las principales exigencias que le hacen al Gobierno son el "retiro del proyecto de reforma tributaria que plantea la extensión del IVA a la canasta familiar, y que se reabra la mesa de los estudiantes, profesores y trabajadores universitarios para que el Gobierno por medio de un diálogo con ellos defina una estrategia para sacar a las universidades colombianas de la crisis en la que se encuentran".

Orjuela agregó que para el próximo miércoles 28 de noviembre procederán a realizar "la toma de todas las capitales de los departamentos colombianos" para hacer las mismas exigencias en el caso de que el Gobierno no dé respuesta en los próximos días.


Asimismo, movimientos estudiantes de la Universidad del Valle y del Sena, al igual que los profesores de varios municipios y representantes de diferentes sindicatos marchan en Cali para exigir el retroceso de las medidas de la administración colombiana.

También docentes del Sindicato de Educadores de Santander, estudiantes de la Universidad Industrial de Santander, y vendedores informales del Centro de Bucaramanga marcharon pacíficamente por las calles de departamento de Santander.

Los estudiantes marchan para que el Estado les provea los recursos que necesitan para atender las casas de estudio, mientras que los vendedores informales lo hacen porque se den mejores garantías en la implementación del Plan Maestro de Espacio Público.


Los estudiantes de la Universidad del Atlántico en Barranquilla anunciaron que continuarán el paro iniciado hace más de un mes y señalan que seguirán apoyando la jornadas de protestas de las 22 universidades que exigen los recursos para financiar la educación universitaria pública.

Por su parte, desde el pasado domingo 11 de noviembre al menos 450 indígenas emberá se mantienen en protesta permanente en Bogotá para exigir al Gobierno de Duque que realice gestiones que permitan superar la crisis que existen en sus comunidades para poder retornar a sus localidades.


Representantes de la minga indígena señalaron que se unirán a la protesta estudiantil. "Reiteramos nuestro compromiso de unidad, de hermanamiento con la lucha del movimiento estudiantil”, señalaron.